Esta zona, la de los Llanos de Vanda, ha sido tradicionalmente conocida por la calidad de los aceites que aporta su mezcla varietal de olivos. Así, picuales, picudos, hojiblancos y otras variedades antiguas, las “malacasta”, han sido cultivados en nuestra finca familiar bajo una producción ecológica en la que el manejo de la biodiversidad va más allá de lo exigido por la norma: al ritmo de las estaciones, seguimos métodos de trabajo tradicionales, sostenibles y respetuosos con la naturaleza, prestando especial atención a las cubiertas vegetales, y hoy esta finca es el santuario de la liebrecilla de Vanda (Linaria quartobensis), joya botánica endémica y exclusiva del Cortijo de Vanda.

Nuestros olivares son tradicionales, ecológicos  y centenarios. Albergan gran diversidad de animales, que encuentran aquí un lugar seguro de reposo, alimento y cría, ante la mirada de la liebrecilla de Vanda, testigo botánico de nuestro compromiso por unos Olivares Vivos.

Cándido Gálvez. Propietario de Casilla Aranda.

Finca Llanos de Vanda:

Página de Facebook: facebook.com/llanosdevanda/

Localización: Carretera A-3129. Castro del Río (Córdoba)

Superficie: 16 hectáreas.

Variedades de olivo: Picual, picudo, hojiblanco, cornezuelo y ‘malacasta’.

Variedades de aceite: Mezcla natural de todas las variedades anteriores, con dominio del Picudo.

Dónde adquirir este AOVE

A través del teléfono: 670081246

En el correo electrónico: llanosdevanda@gmail.com

Menú
Ir al contenido